A partir del próximo mes de septiembre, la Escuela Universitaria de Turismo Altamira pasará a depender de la Fundación Patronato Montañés de Enseñanza, así se ha hecho oficial en una reunión celebrada recientemente en el centro educativo. La Fundación será presidida por Modesto Piñeiro, actual presidente de la Cámara de Comercio de Cantabria y vicepresidente del organismo a nivel nacional,

La Escuela Universitaria de Turismo Altamira, centro adscrito a la Universidad de Cantabria y dependiente del Centro de Estudios Superiores Técnico-Empresariales (CESTE), gestionado por jesuitas, pasará en 2016 a manos del Patronato Montañés de Enseñanzas, integrado entre otros por la UC, la Asociación de Hostelería, la Cámara de Comercio y el Banco Santander, y ofertará a partir del próximo curso