La Fundación Patronato Montañés de Enseñanza gestionará desde septiembre la Escuela Universitaria de Turismo Altamira

junio 24, 2016

A partir del próximo mes de septiembre, la Escuela Universitaria de Turismo Altamira pasará a depender de la Fundación Patronato Montañés de Enseñanza, así se ha hecho oficial en una reunión celebrada recientemente en el centro educativo.

La Fundación será presidida por Modesto Piñeiro, actual presidente de la Cámara de Comercio de Cantabria y vicepresidente del organismo a nivel nacional, e integrada por la UC que garantiza el rigor y calidad de la formación oficial, la Asociación de Hostelería de Cantabria que facilitará la interacción con el sector y la empleabilidad de los estudiantes, el Banco Santander que respalda el proyecto dentro de su línea académica y la propia Cámara de Comercio de Cantabria.

Con esta nueva gestión, el Patronato Montañés de Enseñanza toma el relevo de la Compañía de Jesús que ha estado cincuenta años al frente de la institución educativa.

Para Modesto Piñeiro, la Fundación Patronato Montañés de Enseñanza tiene una “importante” labor por delante para transformar la Escuela Universitaria de Turismo en un centro educativo “moderno, adaptado a los nuevos tiempos y a las necesidades que demanda el mercado”.

De momento, los primeros pasos ya se han dado con la incorporación para el próximo curso 2016/2017 del nuevo Grado de Gestión Hotelera y Turística que sustituye al de Turismo, en el que ya se han titulado 49 promociones y quedando 3 promociones en activo. “Queremos que Cantabria posea la Escuela Universitaria de Turismo referente en el norte de España. Afortunadamente, contamos con grandes profesionales del sector y con los mejores recursos para poderlo conseguir”, afirma el Presidente de la Fundación. Este nuevo grado colocará en el mercado a “profesionales altamente cualificados” que dominarán las técnicas de planificación y gestión de empresas e instituciones turísticas, además de brindarles la oportunidad de desarrollar su actividad profesional, tanto a nivel nacional como internacional, en un sector, como es el turístico, en “constante crecimiento”.

dsc5050_1280-1024x678-6393089

Otro de los cambios realizados más inmediatos, es el rediseño de la imagen corporativa de la escuela universitaria. “Hemos mantenido el símbolo del bisonte con pequeñas modificaciones en su morfología y hemos introducido el granate como color corporativo”. De igual manera, se ha desarrollado una nueva web “más dinámica, atractiva y con un diseño más cuidado y profesional” que permitirá a los alumnos una “mejor experiencia de navegación”.

En cuanto a objetivos a medio-largo plazo, Modesto Piñeiro cree que la Escuela Universitaria de Turismo Altamira cuenta con un “gran potencial, aún sin explotar”. “El propósito del Patronato es hacer de esta escuela un centro polivalente, capaz de agrupar en sus diferentes espacios a todos los agentes implicados en el sector turismo”. En cuanto a la oferta académica, Piñeiro opina que para ser “los mejores” hay que ofrecer a los jóvenes una formación de calidad que abarque tanto grados como post grados para “facilitar la especialización y ser más competitivos de cara al mercado laboral”.

Deja una respuesta